Tratamientos | Clínica Oftalmológica Damborenea en Bilbao – Vizcaya

Tratamiento

Clínica Oftalmológica Damborenea

Desprendimiento de Retina

Se trata de un problema visual grave que puede ocurrir a cualquier edad, aunque normalmente, suele darse en individuos de edad media o en personas de avanzada edad. Suele ser más frecuente en personas miopes o en aquellos que han tenido anteriormente algún trastorno retiniano. Un fuerte traumatismo puede ser la causa del desprendimiento. Incluso también, aunque con menor frecuencia, se relaciona con enfermedades de tipo hereditario y puede presentarse en niños. El tratamiento no debe demorarse ya que puede acabar con deterioro o pérdida irreversible de la visión.

La mayoría de los desprendimientos de retina son causados por la presencia de agujeros o desgarros en la retina, a través de los cuales penetra el líquido intraocular separándola de la pared del ojo. La zona de la retina que se ha desprendido no puede funcionar correctamente y producirá una zona de ceguera.
En algunas ocasiones, el desprendimiento de retina puede suceder de forma repentina y el paciente puede experimentar una pérdida total de la visión de un ojo. Una pérdida de visión brusca similar también puede ser causada por una hemorragia en vítreo asociada también a desgarro o desprendimiento de retina.

Tratamiento

El tratamiento preventivo o profiláctico está dirigido al control de todas aquellas lesiones o desgarros que afecten a la retina. De entre los posibles tratamientos preventivos hay que destacar la fotocoagulación con láser y la crioterapia, siendo esta última menos utilizada.

La fotocoagulación consiste en realizar una serie de impactos con láser en las lesiones que puedan predisponer un desprendimiento de retina. El láser sellará aquellas zonas de la retina que se encuentren debilitadas.

La crioterapia también tiene por finalidad sellar las lesiones existentes, pero se realiza mediante la aplicación de una sonda de frío en la pared externa del globo ocular.  
Sin embargo, en algunas ocasiones el desprendimiento de retina ya se ha producido y debemos recurrir a la cirugía.
 
La vitrectomía es otro tipo de tratamiento curativo indicado principalmente para aquellos casos en los que el desprendimiento de retina viene como consecuencia de una tracción del vítreo.
Una detección temprana de una lesión en el fondo del ojo es la mejor protección contra el desprendimiento de retina, aún cuando no se observen síntomas como flashes, moscas volantes o zonas sin vista del campo visual.

Es conveniente realizar reconocimientos periódicos especialmente a aquellas personas que se encuentren en un grupo de riesgo (miopes altos, antecedentes familiares,...).
Es importante recordar que el desprendimiento de retina no es doloroso y, aún así, requiere un tratamiento urgente. La mejor recomendación es someterse a revisiones oftalmológicas para prevenir posibles patologías.

© DAMBORENEA Clínica Oftalmológica C. Gran Vía, 46. 1ºD T. 94 423 57 86

 
  • logotipo IMQ
  • logotipo ASISA
  • logotipo CIGNA
  • logotipo AEGON
  • logotipo DIVINA Pastora Seguros